google-site-verification: googleb6cf8da185f2a6da.html

Sabiduría Práctica

China.jpgKung-yi Hsiu, el primer ministro de Lu, era aficionado al pescado. Por ésta razón, la gente de todo el país compraba a propósito pescado, que después le presentaban. Sin embargo, Kung-yi no aceptaba  los regalos. Ante tal actitud su hermano menor le reprendía y le decía: “pero a ti te gusta mucho el pescado. ¿Por qué no aceptas que te lo regalen?”. En respuesta le decía: “precisamente porque me gusta el pescado  no acepto el que me ofrecen. Porque si acepto el pescado, me habré colocado en una situación en la que estaré en deuda con ellos. Una vez que les deba favores, tendré que reajustar en algún momento la ley. Si reajusto la ley, me destituirán del cargo de primer ministro. Después de ser destituido del cargo de primer ministro, es posible que no pueda abastecerme de pescado. Por el contrario, si no acepto su pescado y no soy destituido del cargo de primer ministro, aunque sea aficionado al pescado, siempre podré tenerlo”

Han-Fei-Tzu. Filosofo chino

Los receptores de regalos, financieros o de otro tipo,son de repente tan vulnerables como niños, especialmente cuando el regalo procede de alguien que esta en una posición de autoridad. Del libro "Las  47 Leyes Del Poder"

|

Comentarios

Escribe un comentario

¿Quieres usar tu foto? - Inicia tu sesión o Regístrate gratis »
Comentarios de este artículo en RSS

Comentarios recientes

  • No hay comentarios recientes
Cerrar